lunes, noviembre 08, 2004

Girls & the City

Lulú Marina, tan ociosa como condescendiente con sus lectores, abre este nuevo espacio que no trata de emular las vivencias de Carrie Bradshaw, Charlotte, Samantha o Miranda; no habrá Mr. Big; no será una copia pirata de “Sex and the City”; y no se pretende hacer un reflejo à la Mexico de Nueva York. Cabe aclarar que las historias que se van a presentar en esta sección podrían ser catalogadas como "fresas-light", pero debido a la demanda de morbo que ha surgido en varios lectores y a la aprobación e impulso de ser escuchadas de mis editoras, comenzamos con esta nueva etapa.
En homenaje a mis chicas locas que de vez en cuando se pierden en la fiesta y a los estrógenos deambulantes que nos hacen incomprensibles en ocasiones, va por nosotras niñas. Porque este amor es azul como el mar: ¡SALUD! Y uno, dos, tres: ¡Ánimo!

Girls just wanna have fun

A mi amiga le gusta mucho la fiesta. Hay quienes dicen que es toda una guerrera a la hora de aguantar los chupes; no le gusta que digan que toma como hombre pues dentro de su feminismo à la vallium, ese comentario es un golpe al hígado y, si como dicen lo tiene lleno de alcohol, seguro debe doler más.

Cuando comienza la fiesta temprano, regresa a su casa y espera hasta que todos se duerman para llevarse el coche y continuar el reven. Hubo una época -antes de mantener la peor pelea de su vida con el WC- en la que incluso traía el auto preparado con una botella de tequila lista para poner ambiente con la “tapita de la amiga”.

Le dio por visitar mucho el suelo, perdió varios pantalones por las rasgaduras y algunos tacones de más de 10 cm, pero orgullosamente presume los tatuajes que le quedaron en las rodillas. Sus gloriosas “heridas de guerra”.

Le gusta recomponer las canciones para brindar con sentimiento porque así se acuerda mejor y olvida más. Bailar es una de sus grandes pasiones, ha ido descubriendo que para ligar es más efectivo bailar con una amiga que usar un escote coquetón.

Hace tiempo se fue de viaje y los sitios que visitó conocieron su fiesta y temblaron. Se propuso escupir en cada río o mar de las ciudades que visitaba pues dentro de su lógica y fantasía escatológica, algún día sus células se juntarán en un solo lugar y allí es donde quiere ser esparcida cuando ya no esté aquí; después de haber donado todos sus órganos menos el hígado, ésa es su inversión sagrada, me lo confesó una noche de “netas”. Recuerdo haberla visto entrenar en Xochimilco y he de aceptar que su técnica ha ido mejorando.

Cuando tiene novio es la persona más fiel que conozco, hasta me da flojera. Eso sí, cuando está soltera no hay fronteras ni idiomas que le impidan conocer chiquitines y vivir el post-modernismo al máximo.

A veces le da por tener hambre y se le hace buena idea invitarme al baño para contarme cómo piensa solucionar al mundo, empezando por su vida, mientras se acaba todos los chicharrones y las papitas de la señora que cuida y que bien podría narrar todo un libro con las historias de las que se entera en su trabajo (cuando no está dormida).

Con mi amiga hay que tener cuidado porque su nivel de sinceridad va creciendo conforme lo hace la cantidad de fiesta en su cuerpo. Le fluye hasta en la mirada, trayéndole severas complicaciones o recompensas al día siguiente.

Se divierte haciendo llamadas madrugonas a sus ex-novios para decirles cuánto los odia, los extraña, les guarda rencor, los ama y no los puede olvidar. También manda mensajes que al día siguiente revisa riéndose por la falta de coherencia y sentido que los embiste: “¡Esto de los 6 de pinos me está matando!”,”necesito que me ayudes porque mañana tengo una retención renal y no entiendo”, “Sitamor stoy pe pe todo bien, bso”, “¡Buenos días! Ok, ya entendí, por eso lo mejor será que..... me vaya. ¡Adiós!”

Se le hace muy lógico entrar a su casa y hablar con los espejos, si no lo hace, corre el riesgo de sentirse sola y eso no está bien. Cuando llega muy cansada, y con el fin de ahorrar tiempo, va quitándose la ropa hasta llegar a su cuarto, el problema es cuando le da hambre y se le olvida recoger el bra que dejó adentro del horno pues le estorbaba para sacar la comida.

Si llega muy tarde y no avisa, su papá la espera en la cocina con el pretexto de haber ido por agua. En una ocasión se puso a reflexionar sobre lo mal construida que estaba su casa pues las paredes aparte de estar chuecas, se movían mucho; le pareció un buen momento para compartir su inquietud con él, así como el intenso olor a pescado que sólo su mente distorsionada sentía. Su papá la envió a dormir y hasta la fecha sigue burlándose de su hija abrazando las paredes y preguntándole si habían cenado pescado.

Ya se dio cuenta de que siempre es necesario tomar mucha agua y una aspirina antes de dormirse; de que es mejor dormir con una pierna tocando el suelo; de que no es bueno combinar vodka, ron, tequila y cerveza la misma noche; que las “fiestecitas” de colores en caballitos que le regalan los meseros o los tipos que acaba de conocer tiene que aventarlas como Flans cuando cantaba: “tiraré las cubas”; que la tercera botella nunca será buena idea; que tampoco es buena idea entrar con hipo a la casa; que no debe descuidar su bolsa, celular o cigarros porque hay una hora en la noche en la que les da por independizarse; que es mejor aguantar en los tres primeros tragos porque el mito de ir al baño al primero se convierte en realidad y no puede dejar de ir después; que los años le están pesando pues ya no aguanta un fin de semana con fiesta de tres días como hace tres años.

Al día siguiente sabe que el mejor color que debe usar es el azul claro porque disminuye lo rojo de sus ojos inyectados de sueño, alcohol y recuerdos de los que se acuerda poco. Le reza a San Alka-Seltzer para que le quite las agruras y el dolor de cabeza antes de marcarme y preguntarme quién diablos es el tal Ricardo que le ha estado llamando para decirle que ya son novios.

Siempre se propone bajarle a la fiesta pues esa vida la está acabando y me jura que ese día está tan mal que no piensa moverse de su casa, rompiendo la promesa en cuanto le digo que ya está el plan y que al rato paso por ella. Y siempre se hace el propósito de que ese día sí se va a “portar bien”, pero la fiesta termina ganando, porque al fin y al cabo ya es el último tren, ¿no? Malo que a los treinta siguiéramos así...

10 comentarios:

Anónimo dijo...

MARAVILLOSA TU HISTORIA, NO PUDO HABER SIDO CONTADA MEJOR, JAJAJA

VANE

Anónimo dijo...

Esta de pelos la historia...

Ana Lucía dijo...

¿¿Tu historia?? A mí no me eches la culpa de todo Sis- Charlotte (damn it! Lo dije)... Sabes bien que eres una de las musas de la sección.
Pd
Me encantas, jajajajajajajaja, ¡q stress!

Anónimo dijo...

Solo queria felicitarte en verdad me rei mucho con todo esto , somos tan divertidas con una que otra copita de mas, que nos volvemos amigas de todos, a mi esto del alcohol si que me pone loca jejej eso de Sitamor stoy pe pe todo bien, bso”, sta muy kgado!!! ya no me acordaba que lo habia mandado ,, y los demas ”necesito que me ayudes porque mañana tengo una retención renal y no entiendo” etc.. no se cual se lleva el premio porque tb estan muy buenos , los sigo leyendo y me da mucha risa.
TQMMMM!
Gaby

Anónimo dijo...

ok, ok, es la historia de todas, todas hemos cooperado un poco, pero aun asi sigue siendo maravillosa!!!!

vane

pd. super stress con eso de me encantas, q miedo, jajaja

Alexa dijo...

Jaja!!!
Jajajaja!!
madres, cómo me reí con este post, eso de la fiesta es toda una paradoja en nuestra juventud... la está viviendo o se la lleva? las llamadas son tan básicas que elimine la basicides de mi vida y por eso es mejor no tener cel para no regarla y que no se independicen.
Ahh que diablos, después de todo es tan divertido recordar estas cosas que vale la pena que sigan repitiendose aunque siempre se diga que ya no aguantamos. Analupe, dios las hace y ellas se juntan.
Me encantó este post lulu marina.

Chio dijo...

jajajajaja!!! Está buenísimo! Excelentes historias que merecen ser recordadas a través de los tiempos. Gracias lulumarina.

Anónimo dijo...

Jeje lo mejor es el link a Oceanica, estan relocas y tu mas "que ando con quien?" jejeje

Anónimo dijo...

Felicidades, muy bueno, aunque reconozco ciertas historias y recuerdo sus autores.

Te falto la historia de cuando un papa regana a su hija por peda y ella no fue.

Para evitar la agrura, no tomes aspirina antes de dormir, es lo peor, recuerda a uno de tus grandes maestros de peda, osea yo, mejor toma un vasito de leche y cenar es muy importante, el Alka Seltzer hasta el dia siguiente para la cruda, si es que hay. Quizas lo mas imporante es dormir mas de 10 horas.

Saludos
Charlie.

Ana Lucía dijo...

No Charlo, no me regañó por borracha, me regañó porque mi hermano se puso borracho (a expensas tuyas) y yo permití que lo hiciera porque no lo acompañé a la fiesta ¡?¿! ¡¡estos padres de hoy!!

Lo de las 10 horas de sueño me queda muy claro que sí las cumples, jaja... Y te estás hundiendo al decir que eres mi maestro, es casi como el Dr Frankenstein porque has creado un monstruo.