lunes, octubre 25, 2004

Bájale al switch o de cómo se van los lunes

Los coreanos van a secuestrar a nuestra Gweni-Tai, por fin se reunirá con su gente y -como ya va a ser millonaria- nos cambia la terapia para los domingos y con chela. Hoy fue la última del lunes y decidí subir esto que escribí hace tiempo, me parece una eternidad aunque no fue hace tanto. No me animaba, pero espero que hoy les pueda servir a mis chicas.
Por cierto, gran fin de semana politólogo con encuestas de género profundas. Las mujeres preferimos arrolladoramente a Paulina Rubio y los hombres se inclinan aplastantemente por Thalía (lo raro es que se llegó a varias teorías interesantes al respecto).¡Maldito alcohol! Por eso me fue tan mal en el examen de hoy. Soy como Quasimodo porque nunca pude estudiar derecho, ¡prrpts!
Moraleja: Nunca se apuesta contra una mujer

El switch
Pensé que si tantas personas lo recomendaban y lo hacían, era porque algo de cierto tendría. Como decía un profesor -casualmente admirado por las niñas, pero detestado por los hombres- “si en este mundo hay miles de millones de moscas y todas comen mierda, no deben estar tan equivocadas, ¿no?”. Recurrí a todos los consejos que me daban. Para empezar entré a clases de Tae-Bo (no de table como me decían estos desinformados). Segundo paso, dejar atrás el perfume que venía usando desde los 15 años, sólo pude por un ratito, creo que es mi peor vicio y me perdoné pues al final es algo muy mío. Me decían que no había nada mejor que el yoga. No, no, no, consiéntete, faciales, masajes, ¡minimalízate! Faciales, masajes y nada. Está bien, es hora de cambiar tu imagen, cambia tu color de cabello. Lo intenté y descubrí que si me hacía sentir y ver peor, entonces era una mala estrategia (y ni hablar de ser más pandrosilla, retro o hippie). Lo que tienes que hacer es salir a otros lugares, explorar diferentes sitios. El norte, Aussie deep & under, viajes y nada. Por primera vez en la vida me dejé crecer las uñas, ¿puedes creerlo? Tenía tan poca fe en mi capacidad para lograrlo que estaba segura de que el día que las tuviera largas ya estaría superado, pero las tuve por meses muy largas y hasta había quienes me preguntaban si eran de acrílico.
¡Qué ironía y qué superficial! Estaba buscando cosas afuera cuando la solución está adentro. ¡Cómo es posible que haya querido sacar sentimientos untándome cremas! Si el amor es irracional, el desamor lo es aún más. Y si fue algo que se inició en la mente, pues de la mente tiene que salir... O de donde sea que haya surgido, pero es interior, éso vaya que ya lo sé. Y luego la inquietud. No, no es amor, lo que tienes es una obsesión. Y la maldita canción (“..no, no es amor, lo que tú sientes, se llama obsesión, una ilusión, en tu pensamiento...”) me perseguía y yo me imaginaba persiguiéndote por la ciudad y rechazaba la idea pues no podía imaginarme persiguiéndote, y no porque no sea intrépida, loca ni descarada, sino porque me aterraba verte con otra, bastaba con lo que ya sabía y las visiones borrascosas que me atormentaban en las noches y no me dejaban ni dormir ni llorar. Luego la paranoia. Él está obsesionado, por eso me persigue y me lo encuentro en todos lados. Como si la ciudad tuviera Copy Right o derecho de admisión, qué digo la ciudad, como si el mundo entero lo tuviera porque con estas casualidades una ya no sabe.
Sigo pensando en tantas cosas que la cabeza me da vueltas y se detiene cuando ya estoy mareada y el fastidio se apodera de mí y no sabes cuánto te odio y no puedo odiarte por completo y te odio más por eso y lo hablamos y quedamos en que no nos íbamos a odiar y luego me odio a mí por no cumplir el trato que yo misma te pedí porque no podía soportar la idea de odiarnos. Y lo estoy escribiendo y hasta creo escucharte diciendo que me paso de hormonal, que es normal, pero que está mal. Y dijiste que si hubiera hecho tantas cosas estarías a mis pies, y mientras lo escuchaba sólo pensaba en para qué querría tenerte a mis pies si lo único que había necesitado era que estuvieras a mi lado, que hubieras seguido a mi lado. Y te entiendo y no entiendo nada. A mí también me cuesta trabajo a veces soportarme y mejor respiro y me concentro en los chacras y ya me quiero otra vez pues sé que no puedo ir por la vida odiándome sin que mi esquizofrenia habitual se convierta en un estado dominante. Tienes una ventaja porque yo sí de plano no me puedo mandar al carajo así de fácil. Perdí, ni modo, me tocó el lado derecho de la cama. Empiezo a tener esa mala costumbre y cada vez duele menos.
Al fin y al cabo era un volado, ¿no? Hay quienes dicen que así es la vida. Lo que no recuerdo es en qué habíamos quedado; quién ganaba si salía águila; en qué terminó todo, qué fue, águila o sol; quién lanzó la moneda y en dónde diablos cayó. Ya no me acuerdo ni qué apostamos.
Y no puedo dejar de repetírmelo, ¿de dónde se apaga el maldito switch? Cómo se le hace para salir de la frustración. No sabemos estar juntos, no queremos estar juntos, ya no estamos juntos, dudo mucho que volvamos a estar juntos porque no sabemos estar juntos y así se repite la misma estupidez que trato de omitir pues ya estuvo bueno de tanto coco-wash. Apréndetelo ya, memorízalo, interiorízalo, pero yo sólo quería despertar y poder sentir por alguien diferente lo que en algún tiempo, hace tanto tiempo, empecé a sentir, y rogaba porque tú dejaras de sentir por mí, así hubiera sido más fácil para los dos. Adiós a las cosas malas y a las buenas porque todas duelen, bye, ciao, tan-tán. Con despedida de hasta nunca y no de hasta luego como siempre. Guárdalo en el clóset hasta adentro y bajo llave, que no vuelva a salir hasta que se te olvide. Apaga la luz, pero ahora sí para siempre.
Que quede el vacío, pero no la frustración. Tal vez el vacío se vaya llenando después, pero cómo le haces con el fracaso. Y sí, sí, claro, cada vez va siendo menos, pero ya fue un ratote, ¿no? Y los proverbios aconsejan tener paciencia; en la Biblia la paciencia lleva a la virtud. Creo que hasta Yoda y Gandalf hablan de paciencia, pero yo no pretendo convertirme en Jedi ni luchar contra el mal de la humanidad. Sólo quiero luchar contra este maldito miedo de saber que yo no fui y que tú no eres; de creer que no aprendí nada y de no poder darle vuelta a la página a pesar de gritarte que ya es hora de que hasta cambies de libro; de alcanzar la paz necesaria para ganar mi propia guerra; de estas ganas locas por ser mejor después de ayer sin saber ni cómo ni dónde se compra el manual (como cronopio soñando ser fama o esperanza, pero nunca te interesó Cortázar).
Y sin embargo, en el fondo de la profunda tristeza que me da saberlo, sé que vas a estar mejor y que yo estoy mejor así. Que vamos a volver a creer. Que aquí se rompió una taza y cada quien para su casa. Y ojalá nos dijeran dónde diablos está el maldito switch y hasta dejo que tú lo bajes para poder, otro día, tal vez pronto, subir uno diferente de nuevo.
Y luego despiertas y no sabes si fue una especie de pesadilla light o un sueño extraño que ya acabó, porque ahora estás consciente y te das cuenta de que estás sonriendo desde adentro, por tí, por alguien más, por la vida misma, pero otra vez...

4 comentarios:

Chio dijo...

Princesa, te escribo esto desde el refugio en el que me guardaron mis parientes desde mi secuestro hoy a las 9 de la mañana. No sé si afortunada o desafortunadamente todavía no me han esclavizado y además ya me dieron mi computadora. Es por eso que he matado el tiempo leyendo blogs, checando mails y chateando por messenger. Los rumores por estos rumbos dicen que lo disfrute hoy porque mañana se va a poner rudo... =( Al ratito nos asignan las empresas y eso me da terror pero bueno... era lo que quería, no???

Bájale al switch, quién sabe cuándo será el momento adecuado para ello?... es más, por qué se tiene que llegar a ese momento?? A mi mente sólo viene una frase: por falta de interés. Esperemos que la reflexión y la meditación se asomen próximamente porque de lo contrario este secuestro podrá influir de manera enorme en ese switch maldito!! Y sabes qué es lo peor de todo?... que tengo miedo de quedarme a oscuras...

Creo que el párrafo anterior parece un trabalenguas pero tú me entiendes. Muchas gracias Anita y sí, sí sirvió de mucho. Mil besotes.

P.p. dijo...

Bastante denso el tema, guerita del mal, pero qué elocuente eres. Entre toda esa locura tuya (que sigue siendo un cumplido ¿eh?) hay también mucha sabiduría y corazón.

Lo chistoso, peque, es que ese switch, cuanto más lo buscas, más se esconde. Algún día escuchas un "click"y te das cuenta que, sin querer, te has tropezado con él.

Si de algo crees que ayude... Recuerda lo que te dije en el cumple de la Tai. Lo tienes todo y no tienes de qué preocuparte. No hay más que decir.

Besos con ENORME cariño.

PD: Aunque sí te ma'tarantas-tesss, eh? Lo sigo pensando ;)
PD2: Cuando quieras otra ronda de cubas o tequilitas, tu nomás dime. Aunque sea de a lejitos, pero te lo vuelvo a repetir si hace falta que lo escuches.

Alexa dijo...

Una vez más Analupe, te diré cuan sabia eres. Es de lo mejor que he leído en tu blog. Sobre todo porque sabemos que esto es complicado de explicar, malditos sentimientos jodidos y difíciles de darles forma, pero tú lo hiciste. Por supuesto que el desamor es más irracional, quien diablos nos manda a estar donde no debemos? pues sólo la irracionalidad, la terquedad, el masoquismo y las hormonas. Me lleva. Princesa, tienes un modo increíble de sincerarte que es de admirarse. Espero que escribir esto haya servido tanto como leerte, en verdad os digo que tienes sabiduría y corazón como dice el buen Pepe, y aunque la solución esté afuera, mi cabello sufrirá las consecuencias este fin de semana. Ya que no nos veremos el lunes porque Chio-San estará comiendo perro (ja! vaya costumbres coreanas...) hay que poner lugar y hora de los domingos, no?

Jose Carlos Mendez dijo...

Muy bonita la forma en la que te expresas cosas que no son nada faciles de poner sobre la mesa... solo espero el dia en el que podamos vernos y nos de gusto...
saludos y te deseo que cada dia seas mejor...